– Los síntomas más comunes de este síndrome son:

• Sensación de debilidad, tanto intelectual como física.

• Insomnio, dificultad para conciliar el sueño por la noche y somnolencia por el día.

• Disminución de la atención y la concentración, con olvidos recurrentes.

• Baja tolerancia a los obstáculos o problemas relativos al trabajo.

• Bloqueo a la hora de tomar decisiones.

• Aumento de la irritabilidad con conductas de hostilidad.

• Síntomas depresivos como negativos frecuentes, apatía y desmotivación.

• Somatizaciones: dolor de cabeza, náuseas, dolor de estómago, etc.

 

¿Qué podemos hacer para sobrellevar el síndrome postvacacional?

No te cargues de trabajo el primer día

Es necesario tomarse un tiempo para ponernos al día, retomar lo que quedaba pendiente de realizar antes de irnos de vacaciones y saber lo que ha ocurrido en este periodo, por lo que deberemos planificarnos bien la primera semana de trabajo para que las obligaciones no nos superen.

– Planifica actividades de ocio

Volver a quedar con nuestros familiares y amistades pueden favorecer la adaptación. Es importante también contar con los fines de semana, días libres y festivos para sobrellevar mejor la vuelta al trabajo.

Huye de la rutina diaria

Aunque tengas que retomar tus obligaciones, intenta sacar tiempo para realizar algunas de las cosas que hacías en vacaciones, como tomar un helado, dar paseos, salir a cenar… Esto hará que no anheles tanto las vacaciones y te sientas más feliz.

Duerme bien

Aunque en tus vacaciones hayas podido trasnochar y dormir de más o de menos, es importante que regularices tus ritmos de sueño tras tu vuelta al trabajo y te asegures tus 8 horas de sueño por la noche.

El síndrome postvacacional no es considerado ninguna enfermedad, y suele pasarse en 10-14 días. Así que ánimo, y recuerda utilizar 30 minutos diarios tu collarín VitalRelax, ya que te proporcionará el extra de vitalidad y descanso que necesitas. Con este aporte adicional, te sentirás más enérgico y afrontarás tus nuevos retos y rutinas con mayor vitalidad y entusiasmo, superando estos “días tristes”. Si todavía no cuentas con él y necesitas más información, haz clic aquí.