– Ganas de comer en exceso y ansiedad:<

La falta de sueño se relaciona con el deseo de comer más, principalmente alimentos que tienen un aporte excesivo de calorías y carbohidratos, lo que hará que se aumente peso con mayor facilidad. Si dormir poco se convierte en una rutina, existe riesgo de sufrir obesidad, ya que no dormir bien cambia considerablemente los niveles de la grelina y la leptina, las hormonas que regulan el apetito.

 

– Estamos menos atractivos:<

Un mal descanso también se nota en nuestro físico. Cuando no dormimos bien tenemos un aspecto más decaído, que se ve reflejado principalmente en nuestro rostro. Con el tiempo esto puede empeorar y ser causa de envejecimiento prematuro.

 

– Mayor riesgo de sufrir un accidente:<

Según la Fundación Nacional del Sueño en Estados Unidos, dormir menos de seis horas triplica la probabilidad de tener un accidente por conducir con sueño debido a los efectos en la coordinación ocular.

 

– Nuestro sistema inmunológico se debilita.:<

Al dormir poco no dejamos que nuestro cuerpo descanse correctamente, por lo que el sistema inmunológico se debilita y tenemos tendencia a sufrir más gripes, resfriados e infecciones respiratorias.

 

– Problemas de concentración y mala memoria:<

Un sueño poco reparador influye en nuestra capacidad de concentración, además de sentirnos más olvidadizos. No descansar lo suficiente, puede afectar en nuestra capacidad de aprendizaje y la retención de conceptos.

 

– Puede incrementarse el riesgo de padecer cáncer y enfermedades cardíacas:<

Las personas que duermen menos de seis horas tienen el doble de riesgo de tener pólipos colorrectales, los cuales pueden ser malignos con el tiempo. También, la falta de sueño se relaciona con el cáncer de mama. Respecto a las enfermedades cardiacas, privarse del sueño se podría relacionar con una presión sanguínea elevada, obstrucción de las arterias y fallos cardíacos.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que un adulto debe dormir entre 7 y 8 horas para mantener un óptimo estado físico, emocional y mental, por lo que si te cuesta conciliar el sueño y conseguir un descanso reparador, puedes utilizar Relax Plus Sueño. Se trata de un collarín para el cuello que, con tan solo 30 minutos de uso diario antes de acostarte a dormir, te ayudará a descansar mejor y a despertarte con mayor vitalidad. Para más información, haz clic aquí.