Si no duermes durante una noche:

No debes preocuparte, puede ser por el ruido, el calor, el jet lag de un viaje o por la excesiva actividad durante el día.

En este caso, lo que debemos hacer es tomarlo con naturalidad, estar relajados y/o aprovechar esas horas extra que tenemos esa noche/mañana para realizar otras tareas. Durante el día nos sentiremos más cansados, pero pronto se equilibrará de nuevo el ritmo de sueño.

Algunas causas por las que no se duerme bien:

 

– Dormir de día:

Una de las causas más frecuentes de no poder dormir por la noche suele ser los cambios en los horarios de sueño: echarse la siesta, levantarse tarde por la mañana o trasnochar, hace que por la noche cueste más conciliar el sueño. Esto provoca que nos sintamos más cansados por el día y busquemos dormir fuera de hora. En muchos casos, el único problema es este, y la solución simplemente es cambiar la rutina de sueño. Debemos tener en cuenta que dormir de día o en distintos periodos produce un sueño de menor calidad y de menos tiempo que si lo hacemos siguiendo el reloj biológico durante la ausencia de luz solar.

 

– Preocupaciones:<

Si estamos preocupados, es muy probable que demos vueltas al problema mientras estamos en la cama. Cuando existe una baja estimulación e inactividad es más sencillo el pensar, y tenemos por costumbre el repasar el día o planificar el día siguiente antes de dormir. Esto es un error si algo nos preocupa, ya que nos será muy difícil coger el sueño. Lo ideal en estos casos es anotar durante el día esos pensamientos junto a su posible solución e ir tachándolos conforme los vayamos solucionando, para intentar dejar las preocupaciones fuera de la cama.

 

– Nervios sin saber la causa:<

En ocasiones nos sentimos nerviosos sin saber cuál es la causa concreta. Nos sentimos activados y no podemos dormir por la noche. Si el problema se alarga, nos genera una ansiedad que no nos deja dormir, por lo que hay que combatirla y evitar pensamientos que nos activen en la noche. También nos puede ayudar distraernos con otras actividades, como leer o ver la televisión, siempre con cuidado de no instaurar nuevas rutinas de sueño incorrectas.

 

– No duermo porque no duermo:<

A veces a las causas se suma la angustia de no poder dormir, ver que pasan las horas y pensar en lo cansados que estaremos al día siguiente nos produce preocupación sobre por qué nos pasa. La solución es no preocuparse por ello, no pasa nada por estar en vela una noche o tener una temporada en la que se duerme menos, el rendimiento no se ve siempre afectado de forma drástica el día posterior. Hay muchos otros factores que afectan a nuestras capacidades y a nuestro cansancio aparte del dormir, y si nos preocupamos en exceso por ello, conseguiremos todo lo contrario, no podremos descansar. Si te cuesta conciliar el sueño y no descansas bien, Relax Plus Sueño es perfecto para ti. Con tan sólo 30 minutos diarios de uso, cuando te vayas a la cama una vez acostado cómodamente, el collarín te ayudará a sentirte más relajado y podrás conciliar el sueño fácilmente. Al día siguiente te levantarás con la sensación de haber descansado, y te sentirás con más energía y vitalidad. Para más información, haz clic aquí.