Realizar ejercicio físico tiene numerosos beneficios para la salud física y mental de las personas y resulta beneficioso para cualquier edad. (Puedes leer sus beneficios en este otro post).

Su práctica cotidiana mejora la calidad de vida y previene enfermedades futuras, pero si se ha mantenido anteriormente una vida sedentaria, existen una serie de limitaciones que se deberían tener en cuenta:

  • La edad.
  • Antecedentes personales: si se tiene algún tipo de problema físico que pueda impedirnos practicar algún tipo de ejercicio…
  • El estado físico actual
  • Los propósitos que se plantean en cada caso para la práctica del ejercicio: recreativos, terapéuticos, competitivos.

El cuerpo del ser humano va cambiando a medida que pasa el tiempo y se desarrolla, y debemos tener en cuenta que igual que las características físicas son diferentes, las necesidades de nuestro cuerpo también lo serán:

  • Niños en edad prescolar: Se deben practicar ejercicios físicos genéricos, dinámicos, que favorezcan la coordinación y lo lúdico y ejerciten grandes grupos musculares. No es conveniente entrenar la fuerza del niño/a ya que puede ser perjudicial para el correcto desarrollo físico.
  • Entre los 5 y 9 años: A estas edades es importante que los niños se diviertan haciendo ejercicio, por lo que lo ideal es que practiquen aquellos deportes que más les gusten. Es importante no solo practicar ejercicios individuales como puede ser la natación, si no deportes de equipo, que fomenten las relaciones con otros niños de su edad, como pueden ser el fútbol o el baloncesto.
  • De 9 a 12 años: Se recomienda realizar ejercicio diariamente, ya que así se previenen enfermedades y problemas de salud como la obesidad infantil. Atletismo, karate, natación… son deportes ideales en esta época.
  • Entre los 12 y los 30 años: En la adolescencia las capacidades físicas alcanzan paulatinamente su desarrollo máximo, por lo que cualquier tipo de deporte o actividad física está recomendado, siempre que no exista ningún problema de salud que lo impida.

A partir de los 15 años termina la etapa de crecimiento de los músculos (puede extenderse hasta los 24 años), por lo cual ya se puede intensificar la resistencia, potencia y flexibilidad de los entrenamientos y la persona puede especializarse en algún deporte en particular. Cualquier tipo de deporte es adecuado en estas edades, lo importante es que se  favorezca el adecuado desarrollo de todos los grupos musculares. Algunas de las actividades físicas recomendadas son: baloncesto, fútbol, ciclismo, atletismo, gimnasia, tenis, natación, etc.

  • Entre los 30 y los 39: A estas edades pueden empezar a aparecer los problemas cardiovasculares. Sin embargo, si se tiene una vida saludable, que incluya la práctica regular de actividad física estos riesgos pueden prevenirse. Entre los deportes recomendados para esta franja de edad están: Danza, tenis, ejercicios aeróbicos, spinning, natación, etc.
  • Entre los 40 y 49: En este intervalo de edad se debe comenzar a disminuir la intensidad de la actividad física. No se recomiendan los deportes que incluyan saltos, ya que se pone en riesgo la columna, las rodillas, las articulaciones, etc, a no ser que la persona esté muy bien físicamente y su estado de salud se lo permita. Los deportes recomendados son: Pilates, yoga, taichi, natación, gimnasia acuática, gimnasias suaves que favorezcan los estiramientos y el fortalecimiento de los huesos, para prevenir la osteoporosis.
  • A partir de 50 años: El deporte se hace fundamental sobre todo por su efecto terapéutico y preventivo. Las actividades más recomendadas son los aeróbicos suaves como caminar, bicicleta, gimnasia acuática… y realizarlas a una intensidad baja, pero con regularidad.

Es normal que con el paso de la edad nos cueste más recuperarnos de la actividad física y nuestro rendimiento vaya disminuyendo poco a poco, por eso, es recomendable que los adultos usen VitalSport.

Se trata de una muñequera que estimula los impulsos bioeléctricos. Estas frecuencias, similares a las que produce nuestro organismo, y sin ningún tipo de efecto secundario, ayudan a recuperar energías después de un ejercicio físico y optimizan el rendimiento deportivo.

Si quieres conocer más acerca de este producto y de cómo conseguirlo para mejorar tu vida deportiva haz clic aquí, y recuerda que si en 3 semanas no quedas satisfecho con los resultados, te devolvemos el dinero.