Conciliar vida laboral y personal en los tiempos que corren es para algunos profesionales casi imposible. Si al ajetreo diario que suponen nuestros compromisos laborales se le suma la obligación de viajar por negocios, la conciliación se complica aún más.
Para compaginar ambas facetas es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones:
Mantén un contacto regular con tus familiares, dedica un tiempo cada día para hablar de cómo ha ido la jornada por ambas partes, desahógate y disfruta de una charla amena. Aplicaciones como Skype o Facetime te permitirán comunicarte a través de Internet desde cualquier punto del planeta sin coste.
A la vuelta del viaje es importante dedicar un tiempo para hacer algún plan especial con la pareja e hijos, esto ayuda a recuperar ese tiempo de ausencia y reforzar los vínculos familiares.
Cuando estés en casa intenta reservar cierto tiempo para ti. Disfrutar de un momento a solas, relajado en el sofá o en la cama siempre te hará bien y te ayudará a recargar fuerzas. Además, utilizando VitalRelax sacarás el máximo partido a ese momento ya que te aportará la Vitalidad y el descanso que necesitas para disfrutar al 100% de los momentos en familia.
Viajar con frecuencia no solo puede afectar a tu vida personal sino que además puede acarrear problemas de estrés y trastornos por cambios de zona horaria.
Para evitar estos síntomas, los expertos recomiendan una serie de consejos:
Realizar comidas ligeras y controlar el consumo de alcohol. Las reuniones de negocios en muchas ocasiones implican comidas copiosas acompañadas de una copa, lo que produce unas sobremesas pesadas que reducen tu energía.
Realizar ejercicio moderado. Si estás acostumbrado a realizar ejercicio es recomendable que durante el viaje dediques un pequeño tiempo a mantener este buen hábito, dando un paseo o acudiendo al gimnasio del hotel.
Si viajas a algún destino donde puedas sufrir jet lag es aconsejable ir aclimatándose los días previos al viaje. Acuéstate una o dos horas antes si vas a viajar hacia el este o más tarde si vas hacia el oeste. Y sírvete de tu VitalRelax para conciliar el sueño cuando tus ritmos circadianos te digan que faltan varias horas para dormir, así te aclimatarás rápidamente al nuevo horario.
Planificación. Antes de viajar ten preparada toda la documentación necesaria y deja reservado el seguro de viaje así como los hoteles y planes de ocio que quieras realizar. Evitar sorpresas e imprevistos te ayudará a evitar el estrés y disfrutar más del viaje.
Descanso. Aprovechar las horas de descanso durante el viaje te permitirá afrontar con más energía cada jornada. Además, gracias a su pequeño tamaño, puedes llevar en la maleta tu VitalRelax para recargarte de Vitalidad en menos tiempo y disfrutar de un merecido descanso al final de un día agotador.
En Resumen:
Intenta que tus días de estancia fuera de tu entorno habitual sean lo más similares posible a tu vida cotidiana, de esta forma no acusarás tanto los cambios y desequilibrios propios de las personas que viajan continuamente. No descuides tu alimentación, el ejercicio y el descanso. Continúa usando tu VitalRelax regularmente tanto durante el viaje como al regresar, y ¡Buen Viaje!